Tartas, galletas, cupcakes y dulces decorados, personalizados y originales.

Un mundo de magia y fantasía hecho realidad en mi cocina.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Azúcar invertido, sin usar termometro.

Hasta ahora me había dado pereza hacer azúcar invertido, no tengo termómetro de cocina y pensaba que era lioso, un rollo vamos...hasta que vi la forma de hacerlo sin termómetro y me arrepiento de no haberlo hecho antes, es tan fácil que parece una tontería, se hace en un momento, además se conserva hasta un año en un tarro bien cerrado fuera de la nevera, aunque le voy a dar buen uso y no me durara tanto.


Muchos ya lo conocéis, pero otros os estaréis preguntando para que sirve, os copio parte de lo que he encontrado por internet:

El azúcar invertido es el resultado de llevar a cabo un proceso químico sobre el azúcar llamado hidrólisis ácida, que hace que se separe la sacarosa del azúcar en fructosa y glucosa. En la práctica, todo esto que parece tan complicado se lleva a cabo con un procedimiento super sencillo, que sirve para conseguir un almíbar parecido a la miel, que se utiliza en cocina: 

1.- Endulza un 30% más que el azúcar común
2.- Acelera la fermentación de las masas (especialmente indicada en bollería y panadería)
3.- Dificulta la cristalización del agua (ideal para preparar helados)

Hace que nuestras elaboraciones como los bizcochos y bollería queden más jugosos y durante más tiempo, acelera los levados de la bollería, hace que los helados queden más cremosos, etc.
 

Ingredientes:

- 150 ml. de agua
- 350 g de azúcar
- 1 sobre blanco ( ácido tartárico) y 1 sobre morado (bicarbonato sódico) de gasificantes hacendado (si usáis otra marca fijaros bien cual es cual)
 
 
Elaboración:
 
En un cazo mezclamos el sobre blanco, el azúcar y el agua y lo llevamos a ebullición.
Cuando hierva la retiraos del fuego y dejamos que vaya enfriando, entre 10 a 15 minutos a temperatura ambiente, hasta que al tocar el cazo de nuevo con las manos este caliente, pero lo podamos coger sin quemarnos.  En ese momento añadimos el sobre morado y removemos bien, hace bastante espuma, es normal, dejamos enfriar a temperatura ambiente. Al principio nos quedara opaco el liquido pero poco a poco hasta que se enfrié del todo se volverá transparente. Lo podemos conservar a temperatura ambiente, hasta 12 meses en un tarro bien cerrado en la alacena, nunca en frigorífico.
 
 
Espero que os animéis, es fácil y lo usare en varias recetas ;D
 
Un besillo.